El tiempo apremia

Written by Martin Morales on 26 mayo 2011 – 7:48 AM -

Conforme pasan los días, la crisis laboral de la NFL se hace cada vez más crítica. Mientras los representantes de ambas partes continúan sus confrontación en cortes federales, los jugadores –alejados de las facilidades de los equipos– empiezan de manera individual o en grupos, con su preparación para la próxima temporada.

¿Podemos aún considerar que la temporada se iniciará como todos los años a principios de Septiembre?  Mientras más días transcurren, la respuesta se inclina a que este año  la temporada sufrirá algún tipo de recorte o en el peor de los casos, aunque muy poco probable, una cancelación total.

Pero antes de entrar en pánico, seamos un poco optimistas y demos una oportunidad a las cortes federales de USA para que con sus fallos resuelvan o por lo menos ayuden a ejercer presión para que ambas partes encuentren finalmente una solución.

De principio, después de que el pasado 29 de abril, la corte de apelaciones del octavo distrito revirtiera una decisión impuesta días antes por la juez federal Susan Richard que ordenaba el levantamiento del lockout o cierre patronal impuesto por los clubes – cierre patronal que prohíbe a los jugadores hacer uso de las instalaciones de los equipos– la NFL y los dueños de los clubes obtuvieron una gran victoria. Un triunfo, que aunque preventivo, significaba un revés para las pretensiones de los jugadores.

Estos mismos jueces impusieron una nueva fecha para que ambos bandos argumenten  su caso. Será el próximo 3 de Junio cuado ambas partes vuelvan a verse las caras  en una corte, una vez que se expongan los argumentos, los jueces determinarán si el cierre patronal tiene o no validez.

De una manera u otra, la decisión de la corte será de suma importancia ya que significará una ventaja para el ganador.  Una sentencia en contra y la repercusión que esta tenga en la opinión pública, presionará al perdedor obligándolo a conciliar y ceder en sus demandas.


A continuación una lista de los hechos más significativos relacionados a esta crisis.

Abril 25: La juez federal Susan Richard levanta el cierre patronal que negaba a los jugadores hacer uso de las instalaciones de los equipos, una prohibición que había sido impuesta por los equipos a comienzos de marzo.

Abril 29: El cierre patronal fue restituido  tras una orden impuesta por la Corte de Apelaciones de Octavo Circuito que consideró que esta decisión de los equipos  no se debe levantar  antes de que la corte haya escuchado los argumentos de ambas partes.

Mayo 16: La misma corte de apelaciones se parcializa con los dueños de los clubes manteniendo la vigencia del cierre patronal impuesto por los equipos.  La corte fijó fecha para una nueva audiencia, Junio 3.

Mayo 24: Durante sus reuniones de primavera, la liga anuncia la cancelación del simposio anual  para novatos que iba a tener lugar el próximo Junio 26 en Canton, Ohio.  Este seminario tiene el cometido de instruir a los jugadores recién llegados en temas de manejo financiero, comportamiento y seguridad.

Junio 3: Fecha impuesta por la corte  de apelaciones para que ambos frentes argumenten sus razones sobre la legalidad o no del cierre patronal.


De una manera u otra , la imagen de la liga, sus dueños y jugadores, ya ha sufrido algún deterioro. Parece increíble pero en una industria que trae ganancias encima de los 9,000 millones,  estos millonarios (y multimillonarios) del deporte no puedan ponerse de acuerdo. Un sentido de avaricia y de poca importancia por sus cientos de millones de seguidores que está dejando huella.

Lo mejor para todos es que el conflicto se resuelva lo más pronto posible. De esta manera, el reinicio de las acciones que anteceden a la temporada se pondrán en marcha lo más antes posible. Clubes, jugadores, cientos de empresas que se benefician de esta liga y público en general, todos esperamos una pronta solución. Un deseo de todos los que amamos este espectacular deporte que es el futbol americano.


Posted in General | 1 Comment »

Conociendo al número uno

Written by Martin Morales on 26 mayo 2011 – 7:47 AM -

Contrario a lo que la lógica indicaba, Belichick no hizo uso de su mejor elección para elegir a un pass rusher. En su lugar y para sorpresa de muchos entendidos, el entrenador se decidió por Nate Solder, un tacle ofensivo producto de la universidad de Colorado.

Aunque se sabía que esta era una posición que tenía que ser atendida –debido principalmente al posible no regreso del ahora agente libre y tacle izquierdo Matt Light– nadie esperaba que este problema se resuelva de manera tan temprana.

Para Belichick no habría sido muy difícil llegar a la conclusión de que Solder era el jugador que más se necesitaba.  Además de la partida de Matt Light, quien como agente libre irá en busca del mejor contrato posible (un extenso y jugoso contrato que lo Patriots no estaban dispuestos a pagar), la partida de Light  estaba casi asegurada.  Este hecho debilitaba aún más la línea ofensiva que ya se veía complicada tras el retiro del OG Stephen Neal, los problemas contractuales del OG Logan Mankins y el regreso incierto del OL  Nick Kaczur quien después de un año de para, tendrá que demostrar que su delicada operación a la espalda es cosa del pasado.

En medio de tanta vicisitud,  la llegada del Solder es una buena noticia.  El talentoso novato tendrá la responsabilidad de salvaguardar la integridad física de Brady  protegiendo el lado ciego del futuro salón de la fama. Una labor que presentíamos iba a ser encomendada a Vollmer después de la partida de Light pero como veremos, será Solder el encargado de tan difícil e importante labor.

“Estoy muy feliz de estar aquí. Siempre he apoyado a los Patriots, han sido muchos años grandiosos [que ellos han tenido], no ha sido difícil ser un fan de los Patriots” dijo  un entusiasmado Solder durante su presentación oficial en el Gillette.

El novato jugador,  sabe de lo delicado e importante que representa jugar de tacle izquierdo, “es una gran responsabilidad, proteger al QB y  ayudar al juego de carrera, eso es algo que siempre he amado. Siempre he amado los retos”,  enfatizó.

Solder sabe que jugar en la NFL no tiene paralelo con el juego de universidad, reconoce que hay mucho trabajo por realizar para  llegar a estar a la altura de sus nuevos compañeros. “Es como salir de la secundaria.  Hay muchas cosas que tienes que desarrollar y muchas cosas por mejorar.  Lo grandioso de estar aquí es que hay grandes entrenadores, Dante Scarnecchia y  Bill Belichick. Espero con ganas la oportunidad de mejorar” recalcaba.

AL día siguiente de la elección de Solder, el QB de los Patriots Tom Brady, durante una aparición promocional en la ciudad de Nueva York, según el Boston Globe,  expresó lo siguiente acerca del nuevo jugador:  “Solo he visto el video que mostraron en la pantalla de televisión. Vean, es difícil para un novato venir y jugar un gran papel. Esos novatos tienen mucho que aprender, no solo tienen que aprender el libro de jugadas sino, lo que significa ser un jugador profesional.  Este es su trabajo ahora. Probablemente él será  gritado más que nadie en el campo, espero ese momento ya que el entrenador de la línea  ofensiva, Dante Scarnecchia, grita a los linieros ofensivos y obtiene lo mejor de ellos.  Él [Solder] estaba contento la noche de ayer, puede que no este igual de feliz una vez iniciado el campo de entrenamiento”, respondía de manera risueña Brady.

Ante la falta de experiencia de Solder, y debido a lo difícil y delicado de la posición, se creía que el tacle derecho Sebastian Vollmer –debido a su mayor experiencia y conocimiento del sistema– iba a ocupar el lugar dejado por Matt Light. Recordemos que en ocasiones, cuando Light se encontraba lesionado, Vollmer ocupó su lugar con bastante éxito.

Entonces, la pregunta que cae por su propio peso es ¿por qué no aclimatar a Solder a  los duros avatares de la NFL desde una posición menos complicada?  Según el entrenador Belichick esta no es una alternativa. Minutos después de la elección de Solder, durante su conferencia de prensa al final de la primera noche de los drafts, Belichick fue tajante respecto a este tema:  “Él ha jugado de tacle izquierdo y creo que esa será su posición en la Liga Nacional de Futbol. ¿Qué tan bueno es y todo lo demás? esa es otra historia…Creo que su posición en el equipo es la que él ha estado jugando. Pero obviamente [la NFL] es todavía un diferente nivel de competencia y su técnica y otras cosas que el tendrá que mejorar. Pero es una persona inteligente, un muchacho trabajador, ya se ha graduado, es un buen trabajador por lo que espero que absorba las enseñanzas de nuestros entrenadores y de Dante [Scarnecchia] para estar apto para mejorar y desarrollarse en una  posición en la que tiene alguna experiencia” respondió el entrenador.

Sin duda, la presencia de Solder le dará algo de solidez a una línea ofensiva bastante veterana y falta de  jugadores. Esperemos que esta crisis laboral que aqueja a la NFL encuentre una  pronta solución,  ya que jugadores novatos como Solder necesitan de todas las charlas técnicas y prácticas  que sean posibles. El interactuar con los entrenadores y con sus compañeros durante y fuera de las prácticas es parte vital para lograr una exitosa transición desde el  futbol universitario al difícil y competitivo futbol de la NFL.

Bien recordamos lo decepcionante que fue no oír el nombre de un pass rusher cuando los Patriots hicieron uso de su primera elección pero no podemos dejar de apreciar el gran talento que obtuvimos con la llegada de Solder.  Un jugador que tendrá la importante labor de cuidar el bienestar físico de  Brady.  Una difícil pero no imposible tarea para un novato de la calidad de Solder.


Posted in Conociendo a los Patriotas/ Entrevistas, General | 2 Comments »

Sin sentido de urgencia

Written by Martin Morales on 26 mayo 2011 – 7:43 AM -

Habiendo transcurrido algunas semanas desde la finalización del draft colegial 2011, y con la cabeza más fría para meditar y analizar lo ocurrido durante esos últimos días de Abril, no podemos hacer otra cosa que volvernos a hacer la misma pregunta, ¿Por qué no se hizo más para remediar la posición más débil del equipo?   Me refiero por supuesto, a la posición de pass rusher o  “presionador de pasadores”.

Con la posibilidad de elegir a seis jugadores en las 3 primeras rondas, existía mucho optimismo por lo que se podía conseguir, estas múltiples elecciones daban más posibilidades de encontrar al jugador deseado o de negociar para ir en busca de ese jugador de impacto que tanto necesitamos.

Para entender mejor nuestra  frustración, hagamos un breve recuento de lo ocurrido aquella primera noche. Tal como se esperaba, no pasó mucho tiempo para que el pass rusher de mayor prestigio fuera elegido.  Von Miller (2) empezará su carrera persiguiendo QBs vistiendo la camiseta de los Broncos, mientras que Aldon Smith (7) y J.J. Watt (11), otros pass rushers de élite, encontraron casa con los San Francisco 49rs y los Houston Texans respectivamente.

Era un duro pero previsible golpe para las supuestas aspiraciones de los Patriots, ya que  a pesar de no poder contar con ninguno de estos 3 talentos, todavía estaban disponibles pass rushers de gran envergadura. Después de la elección de Watt, aún quedaban, Robert  Quinn, Ryan Kerrigan y Cameron Jordan, todos ellos con cualidades suficientes para brillar en esta liga.

Debido a la aún disponibilidad de Quinn, se esperaba que Belichick intentara escalar algunas posiciones para ir en busca de este gran prospecto, pero conforme avanzaba  la noche veíamos como Belichick se mantenía inerte ante esta posibilidad. ¿Qué le hubiera costado a Belichick subir un par de posiciones para asegurarse los servicios de Quinn? ¿Una o dos elecciones de rondas posteriores?  Difícil de predecir pero considerando las múltiples elecciones con que se contaba, el pago no hubiera sido de mayor repercusión.

Finalmente Quinn fue elegido por los los Rams (posición 14) y Kerrigan por los Washington Redskins (posición 16). Como si esto fuera poco y dando muestra de que un pass rusher no era prioridad para el equipo, los Patriots optan por ignorar al DE Cameron Jordan quien acabó siendo elegido por los Saints (posición 24).  Finalmente Belichick optó por un jugador de línea ofensiva, otra posición que necesitaba ser reforzada pero no se esperaba que encuentre solución tan pronto durante el draft.

Continuaba el desarrollo del draft y los Patriots no elegían ningún pass rusher.  No sería hasta la sexta ronda que Belchick se inclinó por elegir a Markell Carter, un linebacker totalmente desconocido proveniente de Central Arkansas, quien había estado ausente de los mocks o simulacros disponibles en las últimas semanas. Markell se convirtió en el primer y único OLB seleccionado por los Patriots.  Una elección bastante tardía y poco entusiasta que no hizo más que encender la furia de los fanáticos y de la prensa local quienes veían como el omnipotente Belichicik no se encargaba de remediar este gran hándicap del equipo.

Fue al final del segundo día del draft, después de que Belichick había hecho uso de sus  primeras cinco selecciones, cuando la prensa local optó por preguntar al entrenador si consideraba que el equipo no necesitaba ser reforzado en tan crítica posición. “Tenemos algunos buenos jugadores en nuestro equipo y creo que esos jugadores ­–en todas las posiciones, no específicamente en aquella – son jugadores jóvenes que continuarán desarrollándose”.

¿A quiénes se refería cuando dijo, jóvenes que continuarán desarrollándose? Veamos la lista actual de pass rushers y sus respectivas edades: Jermaine Cunningham (23), Rob Ninkovich (27), Tully Banta-Cain (30) y Eric Moore (30). (Markell Carter aún no había sido seleccionado). Solo Cunningham y quizás Ninkovich pueden ser considerados jóvenes para los estándares de esta posicion. ¿Podrá alguno de estos jugadores, con un poco más de experiencia, convertirse en una real amenaza para los QBs rivales?  Según Belichick la respuesta es sí. Ahora, ¿podrá  un desconocido como Markell (quien realmente es un línea defensivo que tendrá que transformarse en OLB en las formaciones 3-4 usadas por Belichick) ayudar  a aliviar esta deficiencia en el 2011? Parece poco probable.

¿Será que Belichick prefiere encargarse de remediar la falta de pass rushing a través de la agencia libre? Matt Roth (Browns), Mathias Kiwanuka (Giants) o Cullen Jenkins (Packers) podrían estar en el tope de su lista  en una agencia libre llena de incertidumbres donde no existe mayor certeza de cómo se desarrollará.

No guardo muchas esperanzas de que este 2011 la situación mejore de manera exponencial, probablemente salgamos del sótano y dejemos de ser la peor defensa en situaciones de tercer down  pero de allí a tener un pass rushing de impacto, es algo que en estos momentos parece ser una ilusión más que una realidad.

Ojala que el tiempo no me de la razón y que esta apatía y falta de urgencia del equipo por cubrir tan delicada posición  no nos vuelva a pasar la cuenta al final de la temporada. Nada me daría más gusto que aceptar que me equivoque al no confiar en Belichick en este aspecto y reconocer que aquellos que dicen “In Bill We Trust” o Confiamos en Bill, saben lo que dicen.


Posted in Draft 2011, General | 7 Comments »
RSS